LAB NEWS
 
 

EL "NUDO EN EL ESTÓMAGO" EXISTE

"Es una característica básica de la experiencia humana el sentirse confortado en la presencia de personas amigas o queridas, y de sentirse mal cuando a uno lo dejan afuera", asegura un estudio.


Washington, agencias.-El "nudo en el estómago" que apretuja al joven rechazado por la muchacha a la que invita a bailar, o que acongoja a una mujer criticada por su figura, es real y tiene un mecanismo neural, según un artículo que publica la revista "Science".

El estudio, dirigido por Naomi Eisenberger, del Departamento de Psicología en la Universidad de California, en Los Angeles, y realizado mediante el análisis de imágenes de resonancia magnética funcional, comprobó el efecto físico de instancias de exclusión social.

"Es una característica básica de la experiencia humana el sentirse confortado en la presencia de personas amigas o queridas, y de sentirse mal cuando a uno lo dejan afuera", dijo Eisenberger.

En muchos lenguajes esa sensación de bochorno, humillación, exclusión o desprecio se describe en términos muy físicos: un nudo en el estómago, un vacío en el pecho, un puntapié o una bofetada.

"La noción de que el dolor asociado con la exclusión social es similar al dolor causado por una lesión física parece ser más metafórica que real", agregó.

No obstante, "la evidencia sugiere que algunos de los mismos mecanismos neurales en la experiencia del dolor físico están involucrados en el dolor de la separación o el rechazo social".

El artículo sugirió que debido al valor de adaptación que tienen para los mamíferos los vínculos sociales que "mantiene a los cachorros y jóvenes cerca de sus mayores que los atienden, el sistema de apego social puede haberse conectado con el del dolor físico para promover la supervivencia".

En diferentes experimentos los investigadores sometieron a los sujetos a situaciones en las que éstos percibieron un rechazo social, o la incapacidad de unirse en una actividad social con otros participantes en un juego.