LAB NEWS
 
 

Un desaire realmente duele como un golpe en el est█mago, dicen cient╠ficos

9 de octubre, 2003

WASHINGTON (Reuters) -- La sensaci█n es familiar para cualquiera que haya sido ignorado a la hora de elegir jugadores para un equipo o haya sufrido un desaire en una fiesta: una sensaci█n horrible, casi dolorosa en el est█mago.

Resulta que la sensaci█n de "una patada en el est█mago" es real, dijeron el jueves cient╠ficos estadounidenses.

Estudios de tomograf╠a cerebral muestran que un desaire social afecta al cerebro precisamente de la misma manera en que lo hace un dolor visceral.

"Cuando alguien hiere tus sentimientos, realmente te duele", dijo Matt Lieberman, un psic█logo social de la Universidad de California en Los Angeles, quien trabaj█ en el estudio.

"No quisiera que se me citara diciendo que el dolor f╠sico y el dolor social son la misma cosa, pero parece que estĚn ocurriendo algunas de las mismas cosas", afirm█.

El estudio tambi╚n puede demostrar porqu╚ duele perder a alguien amado, dijeron los investigadores.

Lieberman, la estudiante de posgrado Naomi Eisenberger y sus colegas establecieron un examen de imagen cerebral de 13 voluntarios para establecer c█mo afectan las angustias sociales al cerebro.

Usaron representaciones magn╚ticas funcionales, un tipo de escaneo que permite ver "en vivo" la actividad del cerebro. Los 13 voluntarios recibieron una tarea que no sab╠an que estaba vinculada con un experimento sobre desaire social.

En un art╠culo en la revista Science, Lieberman y Eisenberger dijeron que los cerebros de los voluntarios se encend╠an cuando eran rechazados virtualmente de las misma manera en que le ocurre a una persona que sufre dolor f╠sico.

"Ser╠a raro que el dolor social se viera como exactamente la misma cosa que a alguien le rompan el brazo", dijo Lieberman dijo en una entrevista telef█nica. "Lo que s╠ se ve es como dolor visceral".

En otras palabras, como ser golpeado en el est█mago.

La parte afectada es la corteza anterior del c╠ngulo, una parte del cerebro que se sabe que participa de la respuesta emocional al dolor.

En el experimento, se le ped╠a a los voluntarios que participaron de un juego de computadora. Los voluntarios cre╠an estar jugando con otras dos personas, pero en realidad jugaban con un programa de computadora preestablecido.

"Se ve╠a como una pelota que era pasada entre tres personas", dijo Lieberman.

Al cabo de algÖn tiempo, el juego exclu╠a al jugador. "En los pr█ximos 45 pases, los voluntarios no reciben la pelota", dijo Lieberman.

"Simplemente parte el coraz█n verlo", afirm█. "Insisten en indicar que estĚn listos para que les tiren la pelota. Esto realmente afecta a la persona posteriormente. Indican sentir angustia social".

La tomograf╠a magn╚tica funcional verifica la base f╠sica de este sentimiento.

It makes sense for humans to be programmed in this way, Lieberman said. Social interaction is important to survival.

Lieberman dijo que tiene sentido que los seres humanos estĚn programados de esta manera. La interacci█n social es importante para la supervivencia, sostuvo.

"Cualquier mam╠fero recibe de su protector todas las necesidades que la gente considera necesaria para la supervivencia: comida, refugio, estar protegido del daĎo f╠sico", dijo Lieberman.

Por ello, asegur█, tiene sentido que las personas hayan evolucionado hacia una respuesta emocional fuerte a la inclusi█n social.

Sin embargo, tambi╚n parece haber un mecanismo de defensa que impide que el dolor al rechazo sea abrumador.

"Tambi╚n vimos esta parte en el corteza prefrontal. Cuanto mĚs activa sea en su respuesta al dolor, menos dolor subjetivo se siente", dijo Lieberman. "Esta parte del cerebro inhibe la respuesta mĚs bĚsica".

Entre los voluntarios, aquellos que ten╠an la mayor actividad all╠ registraban menos dolor en su respuesta al desaire.

Esa parte del cerebro parec╠a tener algÖn papel en pensar conscientemente acerca del dolor, dijo Lieberman, pero aclar█ que se requer╠an mayores estudios.

Copyright 2003 Reuters Limited. Derechos Reservados.